La fotografía me enseñó a disfrutar de todos los momentos, sentirlos y congelarlos